Vocabulario sanferminero-Sanferminetako hiztegia

24 de noviembre de 2011 por Gaupaseitor

 6 comentarios

Es cierto que nuestras queridas fiestas tienen un amplio componente taurino, pero también es evidente la importancia del componente juerguista. Incluso hay gente que es capaz de compatibilizar ambas cosas sin mayor problema.

Con la intención de unir ambos aspectos, vamos a analizar cierto vocabulario que tendría cabida en ambos lados.

Moña: Lazo de cinta de seda que los toreros antiguos llevaban atado a la coleta

Manga: En Andalucía y América, espacio comprendido entre dos palanqueras o estacadas que van convergiendo hasta la entrada de un corral en las estancias.

Quién no se ha agarrado una buena moña o ha llevado una manga terrible en nuestras fiestas.

Puyazo: Herida causada con la puya al toro, acción consumada de picar.

Sablazo: Denominación despectiva de la estocada situada en mala parte y aplicada sin arreglo a las reglas del toreo.

Quién no ha sufrido un puyazo en toda regla en plenas fiestas o un sablazo descomunal a la hora de pagar alguna consumición en el ambigú de la plaza de toros, en una terraza de la plaza del Castillo o incluso en cualquier lugar cutre en donde menos te lo esperas.

Calamochear:  Se dice del toro calamocheador, que mueve la cabeza de un lado para otro, haciendo incierta la embestida, sin fijeza en las acometidas y corneando desordenadamente.

Retinto: Color del pelo colorado más oscuro, desigual de tono; es decir, como si se hubiera teñido dos veces, y generalmente con cabeza, cuello y extremidades más oscuros que el resto del cuerpo. Típico de la raza Retinta.

Toko-toko y yo mismo, siempre hemos sido mucho de kalimotxear durante las fiestas sanfermineras, es decir de beber retinto con recoca-cola en grandes cantidades.

Melocotón: Toro con pelaje de color amarillento leonado.

Hierbas: Pastos que hay en las dehesas para los ganados; hablando de los animales que se crían en los pastos, años. “Este toro o potro tiene tres hierbas”.

Viendo las malas experiencias que tienen algunos con el pacharán, tras la merienda, un digestivo en forma de licor de melocotón, o un orujo de hierbas, nunca viene mal. Incluso los más viejos del lugar, bebían melocotón con vino en la plaza de toros.

Y es que en nuestra plaza de toros lo mismo te puedes poner oreja, que pedir una.


, ,

 6 comentarios




 

¿Cuándo tienes barra?

23 de noviembre de 2011 por festix

 8 comentarios

El paso de la infancia a la adolescencia sanferminera se produce cuando intuyes que, además de Caravinagres, Toko-Tokos, Gorgoritos, barracas y demás, hay vida después de los fuegos.

Cambias el salir durante el día con los amigos y no con los padres. Vagas sin rumbo definido, dejándote llevar por los derroteros a los que la fiesta quiera arrastrate, descubriendo cosas nuevas a cada paso ya que, aunque ves lo mismo de siempre, lo ves con nuevos ojos. Igual te metes a la plaza de toros para salir con las peñas, lo que te permite descubrir que algo gordo ha debido pasar ahí dentro y que el año que viene tienes que salir de nuevo por ahí, pero después de haber disfrutado de una corrida completa,  que te das una vuelta por las barracas o que cruzas miradas con una cuadrilla del sexo opuesto cerca de la Plaza del Castillo.

El siguiente paso es conseguir que las estrictas normas caseras que te impiden disfrutar de esa vida que intuyes que existe entre los fuegos y el encierro se vayan relajando y te permitan adrentarte, primero tímidamente y posteriormente con más fuerza, en ese terreno inhóspito y por explorar, para descubrir que el blanco y rojo encajan como un guante con la actividad nocturna. Es ahora cuando, de forma natural, decides que quieres ir a los toros TODOS LOS DÍAS, que vas a empalmar la noche con el día y que las mañanas están para dormir y recuperarse. El primer problema que te encuentras es conseguir un abono para los toros en tendido de sol (la sombra para la playa o la piscina), ya que la mayoría están en manos de las peñas, por lo que si no lo eres ya, te haces socio una. Ahora bien, todo privilegio, aunque haya que pagarlo, tiene su contraprestación y en las peñas todos colaboran desarrollando las labores que tradicionalmente suelen ser, hacer barra o ser jefes de recorrido.

Ahora que ya eres miembro de peña y llevas orgulloso el pañuelo, el escudo en la camisa o la blusa que os identifica, ves que un compañero de clase, un compañero del equipo, cualquier otro amigo, han hecho lo mismo que tú y también forman parte de la misma o de cualquier otra de las peñas pamplonesas, lo que hace que, más pronto que tarde, surja la inevitable pregunta ¿Cuándo tienes barra?


, ,

 8 comentarios




 

12 de julio de 1936

22 de noviembre de 2011 por estafetakoa

 6 comentarios

El último encierro de los Sanfermines de 1936 se celebró el domingo 12 de julio. Una semana después comenzaría la guerra civil española y durante los años siguientes nuestras fiestas se limitarían estrictamente a los actos religiosos.

He estado últimamente buscando imágenes de ese último encierro, de los últimos toros que corrieron en Pamplona, acontecimiento que ya no se habría de volver a vivir hasta 1939.

He encontrado este vídeo que, según youtube, data de 1936. La dificultad estriba en saber si estas imágenes pertenecen a aquel 12 de julio. Me inclino a pensar que, al menos, la entrada al callejón sí es de ese día, pues da la impresión de que se ven al menos siete toros. Aquel domingo, corrieron el encierro ocho toros de la ganadería de don Antonio Pérez de San Fernando, de los que darían cuenta, por la tarde, los diestros El Estudiante, Curro Caro, Rafaelillo y Pericás.

Siento un escalofrío al pensar que muchos de esos mozos que vemos correr encontrarían la muerte días después.

Y no por culpa de un toro, precisamente.


,

 6 comentarios




 

Un dólar

21 de noviembre de 2011 por José Luis Allo - Poeta

 6 comentarios

Después de una noche abrupta te levantas, ducha, algo de desayuno, y al encierro. El cansancio, el miedo, dejas que corran otros, observas por los huecos del vallado como lo hacen.

Ya han pasado toros y corredores, retiran el vallado y almuerzo con el amigo que has quedado en Casa Marceliano. Como manda la tradición. Dos huevos fritos con magras y tomate, vino y gaseosa. No te atreves con el estofado de toro, de Burgos, por aquello del estómago, no conviene abusar.

Sales con el café puesto y una copa de coñac, no podía ser menos. Comienza la ronda. Llegas a la Plaza del Castillo y directamente al Choco, como se escribía entonces. Dos copas de coñac, por supuesto.

Cambio de bar y otras dos copas. No conviene mezclar. Sales para ir a un tercero cuando se acercan dos mozas, extranjeras suponemos, ya que no las entendemos. Después de muchos aspavientos nos preguntan por la calle Estafeta, en lugar de indicarles lo cerca que están, las acompañamos.

No son nada extraordinario, pequeñas, regordetas, morenas…, como avanzadilla de las que vendrán en años posteriores no son una gran muestra, pero acabamos por entendernos y pasamos el resto de la mañana enseñándoles el centro, algunos bares, las calles de los toros y hasta la puerta de la plaza.

Como se nos iba haciendo tarde y había que ir a casa a por otra ducha, una sopita ligera, la merienda y la entrada para los toros, nos despedimos galantemente de ellas, sin tartamudeos, habíamos pagado todas las consumiciones, y en reconocimiento a nuestro buen hacer nos regalaron un billete de uso legal de un dólar americano. Creo que instauramos la figura del guía turístico.


, , , ,

 6 comentarios




 

Última salida

18 de noviembre de 2011 por Toko-Toko

 7 comentarios

Pues si señores, llegados a este punto del año, no queda más que recibir al último mes del mismo y que mejor manera que hacerlo saliendo a la calle a celebrar la fecha de nuestro patrón, que si por muchos no lo saben, no es San Fermín patrón de Pamplona, sino que es San Saturnino.

Esta salida la verdad que es un poco de las consideradas como raras, porque lo mismo ha habido años que hemos pasado un calor agradable (tampoco asfixiante), como que nos hemos “helado el moco” por las temperaturas que hemos barajado, sin ir más lejos el año pasado mi Braulia y yo nos quedamos helados bailando a -4 grados, que luego dicen por ahí que nuestros chicos no tienen mérito más que para almorzar, pero os aseguro que para bailar también, y más en días tan señalados como estos, donde el hielo campa a sus anchas por las calles de nuestra vieja y querida Iruña.

Yo por si acaso, ya me he preparado con Braulia la bufandica que nos compró uno de los mozos el año pasado para que no pasáramos frio, por si las moscas, que eso de ir tan descocados en estas fechas…….

 

También es verdad que es un día emotivo en el que distintas peñas y distintos grupos de Pamplona celebran su día del socio y, como es el caso de nuestros chicos, se juntan para hacer una buena comida con la correspondiente sobremesa que depende el día de la semana que toque el acto, se llega a prolongar hasta altas horas de la mañana, o pronticas horas del día siguiente, como prefiráis llamarlo. Para el que no lo sepa, esta es la única comida ó almuerzo del año en la que nuestros chicos no tienen que andar con prisas y “comer como los patos” para posteriormente bailarnos, ni tienen a centenares de personas esperándoles a que acaben, y pueden degustar de una buena sobremesa en la que según nos cuentan, suele haber un buen ambiente, ambiente que no vemos puesto que a nosotros no nos llevan a esas comidas, no por lo que comemos, si no por cómo y dónde podríamos comer.

Así pues, os emplazo a que este próximo 29 de Noviembre salgamos todos/as a la calle y podamos celebrar a gusto el día de nuestro patrón, el de todos/as los/as Pamploneses, si el tiempo nos acompaña, que malo sea que no nos acompañe con el año que llevamos, según me han contado………

 

Saludos

Toko- Toko



 7 comentarios