Fallo del jurado del X Certamen de Microrrelatos de San Fermín | El Blog de los Sanfermines

Fallo del jurado del X Certamen de Microrrelatos de San Fermín

22 de junio de 2018 por festix

 Comentarios desactivados en Fallo del jurado del X Certamen de Microrrelatos de San Fermín

Estimados amigos y lectores, esta misma tarde a las 19:30 en el Palacio del Condestable de Pamplona, se ha hecho público el fallo del jurado del X Certamen de Microrrelatos, con los siguientes resultados:

Primeros tres clasificados:
Ganador: Post-pravda 
por Pedro Zabalza López.
clasificado: Un Bloody Mary el 14 por Eva B. Elizalde.
clasificado: La atracción por Javier Casado Mayayo.

Resto de finalistas:
clasificado: Fiesta por Plácido Romero Sanjuán.
clasificado: De mano en mano por Roberto San Martín San Julián.
clasificado: Desconocido por Pablo Valdés Sánchez.
clasificado: Nos encontraremos por Paula De Andrés Elizari.
clasificado: La crisis del sector por Mikel Arilla Álvarez.
clasificado: Érase una vez… por Jesús Gella Yago.
10º clasificado: Ensayo antroòlógico (Dr. Jenssen) por Carlos Servent Mañes.

Nuestra más calurosa enhorabuena a todos ellos, así como al resto de participantes en este X Certamen que nos han hecho disfrutar con sus trabajos.

Y sin más preámbulos, aquí tenéis el texto ganador al que seguirán la próxima semana el resto de textos en sucesivas entradas:

Post-pravda – Pedro Zabalza López

Udaberria etorri berria zen Moscura, baina Yurik ordenagailua piztu zuenean, kazkabarrak bulegoko kristalak indarrez jotzen zituen. Herri urrun bateko sariketaren finalerako zortzi hautatutako kartelak aurkitu zituen bere postan. “Hegoaldeko hiri honetan eguzkitan eta mauka motzean izanen dira seguru”, inbidiaz pentsatu zuen Yurik. Arreta handirik gabe, irudiak begiratu zituen. “Benetan hau da mundurik festa handiena?”, hausnartu zuen gorri, txuri eta beltzen gatzgabeko nahasketa hura ikustean. Gero, lotutako estekan klik egin zuen. “Hau beste gauza bat da”, onartu zuen, irain zerrenda luze hori irakurtzean: “Lotsagarria”; “Nire lau urteko semeak askoz hobeki eginen luke”; “Bigarrena orain dela hiru urte Santa Anan aurkeztutako baten plagio hutsa da”; “Urtero gero eta itsusiagoak”; “Zer ote da zazpigarrena? ‘Pañuelico-ak’ balira bezala piperrak daramaten zainzuri batzuek?”… “Serio hartzen dute lehiaketa tipo horiek”, harritu egin zen Yuri. “Garrantzitsua izan behar da haientzat”. Beraz, bere ordenagailua detektatua ez izateko zerbitzu sekretuetan irakatsi zizkioten neurri guztiak hartu ondoren, bere ustezko kartel itsusiaren aldeko kanpaina egiten hasi zen sare sozialetan, kaos eragiteko prest. Berehala istilua eta errieta piztu ziren hizketa guztietan. Izugarri poztu zion Yuri hainbeste grinak, oso sakon eramaten diren sentimenduen seinale.  “Agian festa honetara joatea ez litzateke hain ideia txarra izanen”, bururatu zitzaion segidan. “Gerra hotz berri hau irabazi ondoren, noski”.

Post-pravda

La primavera acababa de llegar a Moscú, pero cuando Yuri encendió el ordenador, el granizo golpeaba con fuerza los cristales de la oficina. Encontró en su correo los ocho carteles elegidos para la final de un concurso de un país lejano. “En esta ciudad del sur estarán en manga corta y al sol, seguro”, pensó con envidia Yuri. Sin prestar mucha atención, miró las imágenes. “¿Y ésta es de verdad la fiesta más grande del mundo?”, reflexionó al ver esa mezcla de rojo, blanco y negro carente de atractivo. Después, hizo click en el enlace adjunto. “Esto ya es otra cosa”, admitió, al leer la larga lista de insultos: “Vergonzoso”; “Mi hijo de cuatro años lo habría hecho mejor”; “El segundo es un plagio de uno que se presentó para Santa Ana hace tres años”; “Cada año son más horribles”; “¿Que rayos es el séptimo? ‘¿Unos espárragos que llevan pimientos como si fueran pañuelicos?”… “Estos tipos se toman el concurso en serio”, se sorprendió Yuri. “Debe de ser algo importante para ellos”. Después, tras tomar todas las medidas que le enseñaron en los servicios secretos para evitar que su ordenador pudiera ser detectado, empezó a hacer campaña en las redes sociales a favor del cartel que en su opinión era el más feo, listo para crear el caos. Enseguida las discusiones y alborotos se encendieron en todas las conversaciones. A Yuri le alegró enormemente tanta pasión, señal de sentimientos que se llevan muy profundos. “Quizás no sea tan mala idea ir a esta fiesta”, se le ocurrió a continuación. “Después de ganar esta nueva guerra fría, por supuesto”.


,

 Comentarios desactivados en Fallo del jurado del X Certamen de Microrrelatos de San Fermín